Blog

¿Qué son los probióticos?

Todos los animales tienen bacterias en su sistema digestivo que ayudan a digerir los alimentos. El saldo de billones de bacterias en el intestino incluye microorganismos tanto beneficiosos (bacterias buenas) como patógenos (bacterias malas). Mantener un equilibrio de estas bacterias ayuda a la digestión y la salud en general.

Los probióticos son bacterias buenas que pueden ayudar a aumentar los niveles de bacterias beneficiosas naturales en el intestino. La palabra probiótico significa “por la vida”, lo opuesto a antibiótico. Los antibióticos matan indiscriminadamente tanto las bacterias buenas como las malas. Los probióticos, o microbios de alimentación directa (DFM), pueden ayudar a que la microflora intestinal de un animal vuelva a niveles normales y saludables.

Los beneficios de los probióticos son únicos para cada especie y están aún más definidos por la cepa específica. Los probióticos son bacterias vivas y, por lo tanto, son sensibles a condiciones como el pH, la humedad y la temperatura. Las cepas de los productos microbianos Nutrapro®️ han sido cuidadosamente seleccionadas para sobrevivir al proceso de fabricación y almacenamiento en cantidades que cumplen con las garantías de la etiqueta. Estas cepas también siguen siendo viables bajo las duras condiciones del tracto gastrointestinal del animal, lo que significa que todas las bacterias garantizadas (expresadas en Unidades Formadoras de Colonias o UFC) estarán disponibles para el animal.

La mayoría de los productos Nutrapro®️ contienen bacterias del ácido láctico, como Enterococcus faecium, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei, Bifidobacterium.
La investigación ha demostrado que varias cepas de probióticos pueden beneficiar la digestión, la absorción de nutrientes y la salud inmunológica. Otros estudios muestran conexiones entre un intestino sano y el rendimiento, la salud oral y de la piel.

Comenzar la vida con las bacterias adecuadas
Los animales nacen sin bacterias en el intestino. Las bacterias pueblan rápidamente el intestino por medios naturales de la madre y el medio ambiente. Los probióticos proporcionados al nacer pueden ayudar a crear el entorno óptimo para el crecimiento de bacterias buenas. Las bacterias del ácido láctico que se encuentran en los probióticos ayudan a crear un ambiente positivo en el intestino a través de cambios en el pH. Un intestino sano ayuda a mantener la inmunidad natural.

Apoyando la absorción de nutrientes
Ciertas cepas probióticas pueden influir en la actividad enzimática, aumentando la absorción de nutrientes por parte del animal. Esto es especialmente importante para los productores de animales destinados a la alimentación que intentan aprovechar los recursos forrajeros. Los probióticos ayudan al cuerpo a descomponer los alimentos para que los animales puedan obtener los nutrientes esenciales de su dieta.

Mantener una digestión saludable
Los probióticos son ideales para usar durante el parto, el destete, los viajes y después del tratamiento con antibióticos para ayudar a mantener las bacterias beneficiosas naturales. Cuando la microflora gastrointestinal de un animal se desequilibra, puede experimentar molestias digestivas. Los probióticos ayudan a mantener una digestión y un apetito saludables.